Seleccionar página

Las mascarillas faciales son un producto muy beneficioso para la salud de la piel. A diferencia de las tradicionales cremas faciales, las mascarillas tienen un efecto mucho más potente por la concentración de los principios activos que poseen. Por eso, una vez por semana es buena idea aplicarnos una, para contrarrestar las carencias que pueda tener nuestra piel: falta de hidratación, un exceso de grasa, un tono apagado…

Si vas a preparar alguna de las mascarillas que te proponemos a continuación, deberías de tener en cuenta que estas no duran muchos días en buenas condiciones. Esto se debe a los ingredientes naturales que se usan para prepararlas. Además, si tienes la piel sensible es conveniente que evites algunos ingredientes como el limón, ya que puede ocasionarte una fuerte irritación.

Los productos de alta tecnología suelen ser más afectivos, gracias al proceso de investigación que tienen detrás. Gracias a ello los nutrientes y sustancias que contiene la crema o mascarilla penetran en la piel correctamente. A pesar de eso, las mascarillas caseras son una buena alternativa para beneficiarte de algunos ingredientes que poseen de forma natural muchos alimentos. La avena, la leche, el yogur, las fresas  o el pepino son alimentos que te sorprenderán aplicados en mascarilla por el efecto buena cara que te aportarán.  A continuación te damos muchas opciones para que encuentres la ideal para tu piel.

Para hidratar

Hay muchas mascarillas caseras para hidratar la piel. Te proponemos preparar una con fresas y miel. Tritura unas fresas (4 ó 5 serán suficientes) y mézclalas con miel, cuando tengas la pasta, aplícatela sobre el rostro y déjala 20 minutos. Después retira con agua fría. Tanto las fresas como la miel, suavizan la dermis, además de hidratarla.

 

 

 

Exfoliante

¿Quieres hacer una mascarilla exfoliante en poco tiempo? Toma nota: tritura dos almendras hasta que queden reducidas a polvo y mézclalas con una cucharada de miel y otra de zumo de limón. Pon la mascarilla sobre el rostro, deja actuar unos 10 ó 15 minutos y después retira con agua templada. Otra buena mascarilla exfoliante es la que resulta de mezclar una cucharada de azúcar, con un chorrito de aceite y unas gotas de limón. El procedimiento es el mismo que con la anterior.

 

 

Piel grasa

Si tienes la piel grasa, una mascarilla sencilla de hacer y muy efectiva es la siguiente: 3 cucharadas de yogur natural, 2 de avena y 2 cucharadas de ralladura de naranja. Mezcla bien todos los ingredientes, coloca la pasta sobre el rostro y espera 15 minutos antes de retirarla. Dirás adiós a los brillos y el exceso de grasa.

 

 

 

Piel seca

Machaca un plátano y añádele 4 cucharadas de avena y una de miel. Aplica la mascarilla en el rostro y deja actuar unos 15 minutos. Después retira y aclara con abundante agua. Otra opción para pieles secas es triturar la pulpa de un plátano y un aguacate, mézclalas con un poco de miel y de crema hidratante suave, aplica en el rostro y retira a los 20 minutos.

 

 

 

En la siguiente página podrás ver otras mascarillas que puedes usar desde tu casa.

Fuente: https://www.miarevista.es/belleza/fotos/10-efectivas-mascarillas-caseras-para-el-rostro/parahidratar